• slidebg3

    TURISMO

  • Patrimonio
  • Caminos Históricos

Caminos Históricos

Vía romana Flaviobriga- Uxama Barça


Descarga de folletos informativos: Vía romana Flaviobriga- Uxama Barça

 

 


Caminos Reales. En documentos de los siglos XVI-XVIII pertenecientes al Archivo Histórico del Valle de Mena, se citan cinco Caminos Reales que discurrían por el Valle de Mena. Estos caminos son:


  • Camino Real entre Villasana y Bercedo
  • Camino Real de las Enderrozas
  • Camino Real de La Magdalena
  • Camino Real de la Peña de la Complacera
  • Camino Real de la Peña de Angulo


A través de estas infraestructuras, circulaban las mercancías entre la meseta castellana y las tierras de Álava, Vizcaya y los puertos del Cantábrico.


Los costes de reparación y acondicionamiento de estos caminos y sus puentes resultaban una pesada carga para los vecinos del valle, ya que todos los años, las crecidas de los ríos o el desgaste provocado por el intenso tránsito que soportaban, hacían necesaria la intervención en estas infraestructuras vitales para el comercio.


Esta circunstancia dio lugar a que en numerosas provisiones reales, la corona eximiera del pago de impuestos a los vecinos del valle a cambio de que éstos mantuvieran los puentes y caminos transitables y en buen estado.


El desembolso de grandes sumas anuales destinadas al mantenimiento de caminos y puentes hizo también que en una provisión de 1701 el Valle de Mena fuera exonerado de contribuir en los gastos de reparación de puentes situados veinte leguas fuera de su territorio.


Camino de las EnderrozasCAMINO REAL DE LAS ENDERROZAS. Este camino era una variante del Camino Real entre Villasana y Bercedo. Entre Irús y Nava de Ordunte, el Camino Real de Las Enderrozas atravesaba los ríos Hijuela, Ordunte y Cadagua y numerosos arroyos, por lo que en su trazado se localizaban varias alcantarillas y puentes, como el de Ranero, hoy sumergido bajo las aguas del pantano de Ordunte.


Las características de construcción de este camino demuestran que se trataba de una vía destinada al tránsito de recuas de mulas, no de carros, ya que tanto el tipo de pavimento como el trazado viario hacían que se circulara con mucha dificultad.


En el Archivo Municipal del Valle de Mena se conservan varios legajos en los que queda patente la necesidad constante de reparación de esta vía debido a las numerosas crecidas de los ríos que deterioraban o arrastraban la estructura de la vía, incluidos los puentes. Los trabajos de reparación en este camino son continuos y muy costosos desde mediados del siglo XVI en adelante.


Los documentos también dan cuenta de las quejas de algunos transeúntes ante el mal estado de conservación de los puentes y caminos, así como a la contratación de maestros canteros y carpinteros para la reparación del camino y sus puentes.


En la actualidad, un tramo de este camino entre las localidades de Irús y Arceo se ha señalizado como ruta de senderismo.



Descarga de folletos informativos: Camino Real de las Enderrozas